fbpx

La lactancia materna es trabajo en equipo

La lactancia materna es trabajo en equipo
74 / 100

Esta semana, del 1 al 7 de agosto, en ZOI Nutrición Clínica celebramos la Semana Mundial de la Lactancia Materna, con el objetivo de fomentar su práctica y mejorar la salud de los lactantes en todo el mundo. Ésta Semana Mundial de la Lactancia Materna, conmemora la Declaración de Innocenti, firmada en agosto de 1990 por los gobiernos adscritos a la OMS y UNICEF y otras organizaciones para proteger, promover y apoyar la lactancia materna (2).

La OMS define como una lactancia exitosa a la que es exclusiva en los primeros 6 meses de vida, inicia en la primera hora posterior al nacimiento, es “…a libre demanda…”, es decir, se da cuando el bebé la solicita y, en la medida de lo posible, se ofrece directamente del pecho. El aumento de esta práctica a niveles casi universales podría salvar más de 800 000 vidas al año, la mayoría de ellas de menores de 6 meses.

La OMS recomienda la lactancia materna exclusiva desde una 1 hora después del nacimiento hasta los 6 meses de edad. Luego se deben agregar alimentos complementarios nutritivos mientras se continúa amamantando hasta los 2 años o más (2).

A pesar de esto, en México, solamente 1 de cada 3 bebés recibe leche materna como alimento exclusivo hasta los 6 meses. La mayoría recibe alimentos o líquidos adicionales desde su primer mes de vida como fórmulas, leche de vaca u otro animal y bebidas azucaradas (4).

La lactancia materna promueve una mejor salud, tanto para las madres como para los niños

Beneficios de la lactancia materna

Además de proporcionar todos los nutrientes y la hidratación necesarios, la lactancia materna proporciona beneficios emocionales y psicológicos tanto al bebé como a la madre, y ayuda a las familias a evitar gastos adicionales en fórmulas, biberones y, al propiciar la mejor salud del bebé, reduce también los gastos en consultas médicas y medicamentos.

Entre las enfermedades que ayuda a prevenir la leche materna en el infante, se encuentran infecciones gastrointestinales y respiratorias, obesidad, diabetes, leucemia, alergias, cáncer infantil, hipertensión y colesterol alto (4, 5).

Mientras que a las mamás las beneficia, a corto plazo, en su recuperación física: ayuda a prevenir la hemorragia después del parto, permite a las mujeres espaciar mejor sus embarazos y logra una más rápida recuperación del peso previo al embarazo.

A largo plazo, contribuye a disminuir las probabilidades de desarrollar cáncer de ovario o de mama, diabetes tipo II, hipertensión, ataques cardíacos, anemia y osteoporosis (4). Se estima que el aumento de la lactancia materna podría evitar 20 000 muertes maternas al año por cáncer de mama (2).

En general, la lactancia contribuye al desarrollo de México pues ayuda a disminuir costos para atender enfermedades como diabetes, cáncer, hipertensión, entre otras. Además, ayuda en el cuidado del medio ambiente pues no produce desechos ya que evita el uso de materiales contaminantes para publicidad, envasado y transporte (4).

Todos podemos contribuir a la lactancia materna

A pesar de todos los beneficios ya conocidos, las estadísticas en México no son alentadoras

Respecto a los datos en México, en la Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica (ENADID, 2014), se aplicó el “Cuestionario para el Hogar” y el “Módulo para la Mujer-Salud Materno Infantil”, éste último dirigido a población femenina de entre 15 y 54 años de edad, con la finalidad de indagar sobre la práctica de la lactancia materna entre quienes tuvieron hijos de enero 2009 a septiembre 2014 (3).

Dentro de los resultados, se observó que Tlaxcala, Yucatán (ambos con 95.2%) y Puebla (95%), son los que reportan los porcentajes más altos de lactancia materna, mientras que Aguascalientes (87.2%), Coahulia de Zaragoza (86.2%) y Durango (86%) tienen los más bajos.

También se observó que los hijos de mujeres de entre 25 y 29 años son los que presentan los porcentajes más altos (93.1%) de lactancia materna a nivel nacional. Según la ENADID 2014, los principales motivos de las mujeres que NO dieron leche materna fueron: nunca tuvieron leche (33.4%), rechazo por parte del infante (25.9%) y enfermedad de la madre (14.2%) (3).

Sólo el 40.5% de los recién nacidos a nivel nacional cumple con la recomendación de la OMS, de iniciar la lactancia materna exclusiva 1 hora después del nacimiento, por lo que conforme se incrementa el tiempo para la primera toma de leche materna, es mayor la probabilidad de que al recién nacido se le haya suministrado otro alimento.

Respecto a la duración promedio de lactancia materna a nivel nacional ésta es de 8.8 meses, mientras que, por estados, Oaxaca (12.6 meses), Guerrero (11.9 meses) y Chiapas (11.6 meses) reportan la mayor duración, mientras que la menor duración de lactancia materna se observa en Aguascalientes (6.9 meses), Nuevo León (6.7 meses) y Baja California (6.6 meses) (3).

La ENADID 2014 contiene una pregunta sobre ablactación, que es la introducción de nuevos alimentos en la dieta del lactante y con la cual es posible observar la edad (en días o meses) en que se introduce un alimento (desde agua y fórmulas maternizadas hasta huevo); al calcular el porcentaje de hijos(as) nacidos(as) vivos(as) con lactancia materna que no ingirieron otros alimentos durante los primeros seis meses de vida, solo 11% de los(las) infantes cubren el criterio de lactancia materna exclusiva (915 340, n = 2 595)(3).

Esfuerzos compartidos: “La lactancia materna es trabajo en equipo”

Cuando nazca tu hijo. Apoyo a la lactancia materna.

El lema de la Semana Mundial de la Lactancia Materna 2019 es Empoderémonos ¡Hagamos posible la lactancia materna! y quiere servir como una plataforma para exigir normas sociales equitativas en cuanto al género, como el trabajo en equipo entre las madres y sus parejas para una lactancia exitosa, así como el equilibrio del trabajo remunerado y no remunerado.

La Alianza Mundial pro-Lactancia Materna (WABA), en conjunto con OMS y UNICEF quieren con este lema hacer un llamado a los gobiernos, sindicatos, empleadores y organizaciones de la sociedad civil para abogar e implementar soluciones innovadoras e inteligentes que conduzcan a la igualdad de género y a mejores tasas de lactancia materna (1, 4).

Cuando vuelvas a casa. Apoyo a la lactancia materna.

Aunque tradicionalmente se considera que la lactancia materna está en el dominio de la madre, cuando los padres, las parejas, las familias y la sociedad la apoyan, las tasas de lactancia materna aumentan. La lactancia materna es trabajo en equipo. Capacitar a mujeres y hombres como padres en igualdad también permite facilitar la lactancia materna (1, 4).

La investigación ha demostrado que cuando la preparación prenatal se dirige a las parejas en comparación con las mujeres solamente, las tasas de lactancia aumentan. Da como resultado muchos otros beneficios, como mejores actitudes y conocimientos sobre la lactancia materna, menos uso de fórmulas infantiles, más apoyo doméstico y asistencial del padre del niño y mayor satisfacción en general (1).

¿Qué pueden hacer la familia y amigos para promover la lactancia materna?

La falta de apoyo para los padres en el trabajo es una de las principales barreras para la lactancia materna óptima. La protección social de los padres con igualdad de género en todas sus formas (permiso de paternidad o familiar) puede ayudar a crear el entorno propicio para la lactancia materna en el contexto del trabajo (1).

Ahora que ya sabes los beneficios de la lactancia materna, sus estadísticas y algunas de las cosas que podemos hacer para practicarla más y mejor, te invito a que desde tu trinchera hagas lo posible por promover la lactancia materna, ya sea evitando el rechazo a quien lacta en tu lugar de trabajo o en algún espacio público.

Motívate a que si estás embarazada o pensando tener un hijo, te capacites en la técnica correcta para llevarla a cabo, (no te frustres si “no te sale leche” o produces muy poca, los primeros días postparto puede ser normal e incluso suficiente para tu bebé), y además involucres a tu pareja y tu familia en el almacenamiento y administración adecuada de la leche materna.

Si todavía tienes dudas, y buscas asesoría nutricional respecto a qué puedes comer si estás en lactancia materna exclusiva, ablactación o alimentación complementaria, llámanos o contáctanos, en Zoi Nutrición Clínica será un placer guiarte en esta hermosa etapa de tu vida.


Referencias: 
  1. Alba Lactancia Materna. (2019). WABA Hace público el lema de la Semana Mundial de la Lactancia Materna. Obtenido de https://albalactanciamaterna.org/general/waba-hace-publico-el-lema-de-la-semana-mundial-de-la-lactancia-materna-2019/
  2. Organización Mundial de la Salud. (2019). Semana Mundial de la Lactancia Materna. Obtenido de https://www.who.int/es/news-room/events/detail/2019/08/01/default-calendar/world-breastfeeding-week-2019
  3. Sánchez Pérez, A., Díaz Vargas , P., Velázquez Lerma, R., & Molina Nava, M. (2019). Prácticas de la Lactancia Materna en México. Análisis de Dato de la Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica (ENADID 2014). Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), 10, 4-17. Recuperado el 29 de Julio de 2019, de https://www.inegi.org.mx/rde/2019/04/23/practica-la-lactancia-materna-en-mexico-analisis-datos-la-encuesta-nacional-la-dinamica-demografica-enadid-2014-2/
  4. UNICEF. (2019). Nutrición. Obtenido de Lactancia Materna y Alimentación Complementaria: https://www.unicef.org/spanish/nutrition/index_breastfeeding.html
  5. UNICEF México. (2019). Salud y Nutrición. Obtenido de Lactancia Materna: https://www.unicef.org/mexico/lactancia-materna
×

Hola!

Da click aquí para que uno de nuestros representantes pueda charlar contigo en WhatsApp o envíanos un correo a melissagarza@zoinutricionclinica.com

× ¿En qué podemos ayudarte?
A %d blogueros les gusta esto: